viernes, 21 de agosto de 2009

¿Qué pasa cuando te vas?


Cuerpos descansan uno sobre otro,
despojo lúgubre del final del miedo.
Antiguos moradores de tus palabras.
antiguos profetas de tus olvidos.

Aún así, insisto en reptar hasta los cabellos,
arrastrándome entre rincones obtusos,
rincones de tu cuello de vainilla.
No hay manera de llenar el silencio de tu memoria.
penetran los pasos inminentes del Verdugo.

Y olvidarlo todo,
sólo por hoy...


...poeta magnífico
del infierno celeste

1 comentario:

pedernal de luna dijo...

¿Quién es el verdugo?No se arrastre, vuele,vuele por lugares intangibles y platiquenos su viaje, que bellas palabras las suyas señor!!!