viernes, 10 de junio de 2011

Principio


Para Oh
Antes de convertirme en víctima
permite que se quede
la noche penetrando,
inflamada de ti,
aborrecida de ti.
Mudo de
la muerte como
mudas de la vida,
cambiándote de verdes
infiernos,
a verdes glóbulos de sangre.
¿Que pasa por tus manos,
y en la cerrazón de ésos días fatalistas?
Pasa que recuerdas el calor de tu madre,
y pasa que no son manos, ni son días,
sólo fatalistas.
Y tienes miedo,
y en un instante
se rompe tu sonrisa,
la que sostiene el puente
que une los crímenes
anteriores a los brazos de un fantasma.




video

5 comentarios:

Félix dijo...

la sujeción a influencias ajenas (alopateia) es el elemento fundacional del ver.
el verdadero amor no puede ser homeopático, ni por la dosis ni por la sustancia activa.
felicidades Leo

Ariadna Lira dijo...

En tu otra vida eres un pintor,que dibujas a tus musas de una realidad paralela ¿invenciones? qué ni dibuja zapatos azules ni casas de cigarro, sino mujeres alternas de ua conciencia alterna.En esta vida eres escritor que escribe a cerca de musas que un pintor plasmó, que son vivo reflejo de tu sensibilidad; que pueden existir o no, que pueden ser así o no, dependiendo del pintor y del escritor. Mejor que excelente ¿se puede?ya nos contestas.

Nasbid dijo...

¡¡Que afortunada es esa niña de recibir versos tan extraños!!

Karolina Escobedo dijo...

Me encanta que puedes expresar ideas tan extrañas con tanta dulzura y honestidad. Esa "Oh Grey" debe ser una niña muy especial para producir tantas cosas en el corazon acongojado de un poeta. Felicidades por estos versos

Inestable dijo...

Afortunada