sábado, 16 de julio de 2011

Shadowplay



Escribo esto con la intención
de encontrarte en mis madrugadas
esperando no arruinar el momento
como tengo costumbre.

Escribo esto después de besarte,
antes de que el toro sea muerto
por cada vena, cada árbol, cada rama,
y por todo los que te amaron antes.

La lluvia de un año no bisiesto
se enamoró de tu cabello negro
(negrísimo)
y  me sangra , bien adentro
 entre tu ojos.

Escribo esto empapado,
voluntario de mi asma,

Digo algo inútil,
cosas aburridas como:
"¡que frío!", "¿te divertiste hoy?"
"¿quieres un café?",
 "creo que te amo"

Escribo robándome el final
de las novelas,
si no hubiera sido yo
¿qué  en mi lugar?
¿más rosas, más agua, más vías?
¿otro 18 de abril?
Escribo y dejo de escribir
para decir que alguna vez estuve
inanimado, que me muero del terror
 si escucho el golpeteo de la sangre
y mi corazón
en el círculo de secretos


Asegurar que hoy te amo más que nadie,
es un recurso sacado de la medicina alópata.




4 comentarios:

Félix Rodríguez dijo...

Robarse el final de la novela o reescribirla cada noche. Ser una vez el héroe, otras el asesino serial que desnuda su alma antes del crimen...
Robar el final e iniciar la leyenda de ese amor que llega y se va a un tiempo
amor que por cotidiano es excepcional

RominaH dijo...

Me encantó este poema, no saber qué decir cuando se está con esa persona que a solas y a escondidas te provoca las palabras y la poesía, es algo que me pasa con frecuencia, ojalá uno fuera tan elocuente como lo es frente al papel, en ocasiones...
Tus metáforas son verdaderamente bellas, como siempre, un tanto oscuras, nostálgicas, hirientes, derraman sangre.

Ariadna Lira dijo...

Joven, recuerdo un profe mixteca, que me decía "¿Qué significa vestir de negro?el negro es la verdadera luminosidad, en donde se guarda y preserva lo irradiante del calor".No es hablar de negrura lo trillado de lo satánico (a ojos judeocristianos). Es tu negrura infinita repleta de tanta belleza, de tan cegante luminosidad de tus letras. Eres fantástico, me dejas feliz del asombro que me provocas.

Alma nórdica dijo...

muy lindo