jueves, 13 de noviembre de 2014

Belladonna Sans Merci

"Empiezo posponiendo
Empiezo por la pura suspensión
Por no saber cómo empezar
Empiezo anticipadamente triste…" 
Tomás Segovia, “Ceremonial del moroso”


Desde mi sitio y hasta el horizonte,
un peso ricamente abrupto,
esperando las kratofanías de la madrugada
que trajo, de uno en uno,
cada rizo de tu pelo.
¡Oh, que desgracia me han traído las olas!
en las que sólo te vi a ti,
perfecta, inmutable, sola, sonriente,
pero ficticia.
Perfecta: inmutable, sola, sonriente
sin la gorda, la opulenta virulencia
del tzara’at 
que produce la desembocadura salada del tiempo.

He sido tocado por el ángel exterminador
y estoy maldito,
una y mil veces
por que te vi, y sentí el ardor que quema
no la piel, sino ojos, lengua, huesos.
porque te vi,
y no te traigo nada entre mis harapos,
mas que un ramo de flores con bayas venenosas.
Porque te vi
y me invade la belleza y me penetra para siempre
y ya nada mas (me) importa.


Sally O! Sally... o.o


Tzara’at: Nombre hebreo que se le daba a la lepra, que en tiempos bíblicos era considerada una enfermedad divina, como muestra del poder o castigo de Dios. 

1 comentario:

Ariadna Lira dijo...

Consagrado a las musas y al adiós, a las punzantes letras, más que tener el 'oficio de arder', ahora eres un completo guerrero en tus letras. Extraordinario León.