jueves, 11 de noviembre de 2010

Mujer que vive en mundo de Alebrijes

¿te imaginas al mundo si existieran los alebrijes?





Foto por Diana López


Tus ojos eran piedras encendidas,
tus manos, materia fría,
alma morena,
Cazadora,
peligro.
Animales descansan sobre el asfalto húmedo,
despojo del final de un sueño.
Antigua Moradora de palabras,
ancestral profeta de recuerdos,
y aun
muy a pesar de todo,
insisto en reptar hasta tu mente
arrastrandome cual alimaña, entre rincones obtusos...

rincones de piel,
labios rotos, fríos,
Eres Diosa de la lírica y de las estrellas del Sur

No hay forma de llenar el silencio de tu boca,
sólo penetran los pasos inminentes,
te lo aseguro, eso sí,
de un verdugo sediento de tu aliento,
hambriento de tus ojos
y de las muecas extrañas
con las que sanas a los hombres.

Verdugo cruel que derrite las entrañas
como cera de una vela encendida en el interior de los cuerpos,
maldito sicario,
actor mediocre del reparto de tu entidad,
que es perfecta, hasta que se demuestre lo contrario.

Porque
una escultura tuya han de levantar
las bestias de la imaginación.
Verdugo y bestia
que me lluvia, me sirena,
me olvida, me persigna,
y me persigue,
Peligrosa,
astillas del azar;
que caiga la peste sobre el mundo
por no saberte mía,
ni hoy ni jamás.


1 comentario:

Bettychurris dijo...

ayyyyyyyyyyyy!!!!!!!!!!!! que imágenes tan buenas tienes, te odio!!!!!!!!
"No hay forma de llenar el silencio de tu boca" uffffffff
Me encantó el final : )